En España cada vez más personas deciden convertirse en ‘gamer profesional’

Cada vez son más las personas que deciden trabajar de ‘gamer profesional’. Y aunque esto sería impensable hace unos cuantos años, lo cierto, es que en la actualidad muchas marcas te pueden pagar cuantiosas cantidades de dinero solo por jugar. Claro que para entrar en el mundo de los gamers debes ser bueno, muy bueno y entrenar muchas horas cada día.

¿Quién puede ser gamer profesional?

Cualquier persona a la que se le den bien los videojuegos. ¿De qué tipo? Normalmente, los videojuegos en tiempo real o multijugador, en los que hay involucrados otros usuarios como pueden ser el LoL, Clash Royale, HeartStone… Estos son algunos de los juegos más populares del momento, en los que más torneos se organizan, más gamers nos encontramos y más dinero se puede conseguir.

Claro que no sirve con saber jugar y ya está. Se necesita tener al menos 18 años y disponibilidad para jugar y/o viajar en muchos casos. Por lo que es necesario contar con un ordenador portátil, tablet o smartphone con WiFi o 4G en el que poder entrenar y dedicar muchas horas, para poder ser bueno y dar el salto a gamer profesional.

¿De qué forma pueden ganar dinero los gamers?

Hay muchas maneras de hacer de tu pasión tu profesión. Cada vez son más las marcas que organizan torneos y/o que buscan patrocinadores, como por ejemplo, Movistar o Samsung, entre otras. Por lo que cada vez más marcas están apostando por los gamers y esto es solo el principio de algo grande, porque con la llegada de los juegos a los dispositivos móviles se está expandiendo todavía más y más rápido, como la espuma.

Así mismo, si te gusta el mundo gamer tienes otras formas de ganar dinero. Puedes montar tu propio blog o bien un canal de YouTube. Podrás compartir con el resto de la comunidad todos los consejos, tips o trucos que se te ocurran.

Por lo que como ves, querer y poder. Y si quieres convertirte en gamer profesional, empieza buscando un juego que te guste y que se te dé bien, dedica muchas horas y seguro que lo consigues. ¡Pero piensa que tendrás que trabajar duro para llegar a lo más alto!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *